En Atsoa contamos con una moderna y amplia sala médica dónde nuestros residentes y familiares acuden (siempre que sea necesario o tengan cualquier duda) para estar con el equipo médico de la residencia.

La sala esta dotada de todo lo necesario para que nuestros profesionales puedan ejercer su actividad de la forma más eficaz posible, lo que asegura el bienestar y salud de nuestros mayores.

En ella se archiva el historial médico de cada residente, compuesto por todos aquellos informes médicos desde su entrada en el centro y su correspondiente valoración geriátrica integral así como los informes médicos con anterioridad a la entrada en la residencia, lo que permite al equipo médico poder acceder de forma inmediata a dicho historial y llevar a cabo un seguimiento diario y personalizado de cada residente.

A su vez es dónde se almacenan los medicamentos pautados por el médico (Disponemos de una cámara de frio especializada para ciertos medicamentos), cuya gestión y distribución es llevada a cabo por nuestra enfermera ( Todos los medicamentos son organizados en pastilleros semanales personalizados para cada residente, donde se organizan las tomas en la diferentes comidas) y cuya administración a los residentes es llevada a cabo por las supervisoras del centro, las que se aseguran que toda la medicación ha sido suministrada.