En Atsoa tenemos una cocina propia donde nuestros cocineros elaboran menús caseros variados, siempre supervisados por el médico de la residencia y por el nutricionista-dietista, cubriéndose así de forma personalizada las necesidades nutricionales y gustativas de cada uno de nuestros residentes.

El Nutricionista-dietista realiza una valoración nutricional del residente en el momento de entrada en la Residencia y en función de dicha valoración se establecen unas pautas dietéticas personalizadas para cada residente. Una vez en la residencia el Nutricionista-dietista realiza un seguimiento personalizado de cada residente y adapta las pautas dietéticas en función de los resultados.

Las comidas tienen lugar en nuestro comedor, el cual se encuentra situado entre dos jardines de estilo Japonés, lo que aporta amplitud, aire y luz natural a nuestros mayores mientras degustan nuestros menús caseros.

Se realizan 4 comidas diarias (Desayuno, Almuerzo, Merienda y Cena). En el almuerzo y en la cena siempre existe la posibilidad de elegir entre dos primeros platos, dos segundos platos, postres caseros diferentes cada día, yogures y frutas variadas. 

En el desayuno y en la merienda disponemos de una amplia variedad donde elegir: Magdalenas, tostadas, biscotes, galletas, bizcochos, barquillos, frutas variadas, yogures, leche, café, cola cao, manzanillas, Tilas, etc, siempre teniendo en cuenta las indicaciones del médico y del nutricionista-dietista para cada uno de nuestros mayores.